¿QUE TIPO DE LÍDER ERES O QUIERES LLEGAR A SER? 

A finales del pasado año, una gran amiga, clienta y partner me retaba a escribir sobre el líder silencioso y que relevancia podría tener en el liderazgo actual y futuro en las organizaciones. Tomé el relevo, et voilâ! Aquí algunas reflexiones sobre este fenómeno tan de actualidad como necesario para hacer frente a los retos del siglo XXI. 

Actualmente, la realidad es que la búsqueda de directivos, de líderes se sigue fundamentando en lo que definiríamos como el líder “ruidoso”, cuyos rasgos se relacionan más con la pasión, el carisma, la influencia, etc.; de hecho, a ningún profesional dentro del ámbito del talento se le ocurriría contratar a un líder sin estas citadas cualidades, pero prestemos atención a esas características que hoy quiero compartir con vosotros y que tanta falta nos hace en el mundo del liderazgo; y no solo me refiero al liderazgo en el campo empresarial, voy incluso más allá, implicando ámbitos como el político, la educación, el social, etc..

Como RRA (Russell Reynolds Associates) nos relataba en un articulo sobre el liderazgo silencioso, y en base a una investigación sobre los perfiles de los CEO: 

“El liderazgo silencioso recoge nuevos tipos de rasgos de personalidad de un líder, más ligados a su lado pragmático, vulnerable y que conecta con las personas”. 

Aspectos que sin duda implican características como: la humildad, autenticidad y ser un buen oyente, la consciencia plena, serenidad y como no, liderar con el ejemplo. Para obtener esta serenidad y consciencia plena, hablaremos de la importancia que cobra el silencio. Sí, el silencio. Según un articulo publicado en el Harward Business Review: 

“…un líder necesita el silencio para mantener focalizada la atención. Un líder necesita aislarse del ruido, interpretaciones, contaminaciones informativas…” 

Entendiendo el silencio como la necesidad de este líder a encontrarse consigo mismo, cultivar su dialogo interior; no olvidemos que el entorno nos brinda explosiones de ruido (en todas sus versiones), pero no hay que desdeñar que una gran cantidad de ruido se cultiva en nuestra propia mente, y este sin duda es el que puede implicar más riesgos para las organizaciones, especialmente ante la toma de grandes decisiones. Estas complejas decisiones son afrontadas gracias a su capacidad pragmática de entender el mundo, interpretando escenarios para adaptarse de forma cauta a cada situación. 

¿Cómo lidera con el ejemplo el líder silencioso?  Aporta casi desde el anonimato sin mostrar su esfuerzo a los confines del mundo. Es ese tipo de líder que parece que no hacen nada pero que, desde su buen hacer, lo hace todo. El que ayuda a poner foco en la colaboración, en poner luz en el nosotros por encima del yo (líder-Coach transpersonal). Liderará además desde la más absoluta de las humildades, aceptando los fracasos y aprendiendo día tras día independientemente de lo “alto” que puedan haber llegado. Son íntegros y tienen una gran capacidad de superación. 

Llegados a este punto, y tras compartir con mi querida colega parte de este articulo, me pregunta “¿pero un líder silencioso puede liderar sin “poder” y conseguir resultados? ““¿Qué es lo más interesante y prima en la actualidad, ser un líder silencioso o ser ruidoso?”

Contestando a la primera pregunta, la respuesta es sí, el líder silencioso puede obtener resultados óptimos. Existen algunos autores, pensadores que consideramos al líder silencioso, como aquel que estando en una segunda, tercera, línea de acción, sin poder ejecutivo, impactan e influencian al resto del equipo. Es por ello por lo que el liderazgo silencioso, es cada día más potencial si las organizaciones saben catalizarlo y lo facilitan. Utilizando un símil futbolístico podríamos hablar de Don Andres Iniesta, no es el que más goles marca, no ha recibido ningún balón de oro, pero ha conseguido ser no solo capitán desde su liderazgo silencioso, sino además ser pieza clave en la unión, juego y resultados de su equipo. 

En cuanto a la segunda cuestión, encontramos también expertos en talento que pensamos que, sin menospreciar el valor de los primeros, las características que el líder “con poder” ruidoso tiene son primarias para liderar en el complejo mercado que vivimos. No obstante, y ante los cambios sociales, de consumo, de vías de comunicación, de formas de colaboración, hacen que el desarrollo de las bondades del líder silencioso tenga cada día más relevancia en la agenda de un mánager “ruidoso”. Y viceversa, existen líderes en determinados ámbitos (aunque son los menos), que son silenciosos y que de alguna forma deberían así mismo desarrollar aspectos más “ruidosos”.

En definitiva, y como nos indica Gómez de Olea (RRA), la exquisitez está en el equilibrio de ambas figuras. Se trata de actuar, de ser coherente con ambos roles que tienen que coexistir para aportar lo auténticamente necesario haciendo frente al siglo XXI.  Si llegados a este punto del artículo, aun consideras que no es factible aunar ambas fuerzas de liderazgo…. Permíteme que te ponga un ejemplo actual y conocido por todos:  Don Rafael Nadal.

Nadal derrocha pasión,  entrega, está muy presente en la pista (no solo por su talento sino también por su inconfundible estilo de ropa deportiva y sus famosos “tics”), carismático por naturaleza (y por formación), influencer (no solo por lo que hace dentro de las pistas sino por lo que hace fuera), todo ello regado de una gran humildad aceptando sus derrotas e incluso viviéndolas como auténticos logros (ver el video de la entrega de premios del último open de Australia); es cauto a la hora de tomar riesgos (no lleva al limite sus lesiones); empático hasta el punto de hacer grande al que queda en segundo lugar ; competitivo desde su autoconocimiento (él es su propio rival a batir). Aprende de sus errores (justo minutos después de acabar el partido y sin ver imágenes repetidas). Es una mente consciente de lo que le toca vivir en cada momento y es honesto consigo mismo.

“Aquel que conoce a otros es inteligente. Aquel que se conoce a sí mismo es sabio» Lao Tse

Te animo, pues, a que conectes con tu estilo de liderazgo y analices con que parte te identificas más, con el líder ruidoso o quizás con el silencioso…sea cual sea tu elección, sin duda este análisis te hará pensar en que aspectos te gustaría crecer y desarrollarte para potenciar al máximo tu auténtico* liderazgo

No lo pienses más! potencia tu liderazgo a través del Coaching Transpersonal, con VERUM!!!!

*leer más sobre la autenticidad http://verumbcn.com/autenticidad-la-unica-forma-de-liderar-con-valores/)

OBVIAMENTE NO, PERO SIN DUDA ES UNA FORMA DE ACOMPAÑAMIENTO E INSPIRACIÓN CON POCOS PRECEDENTES

NO EXISTE UNA ÚNICA DEFINICIÓN DE ÉXITO NI UN ÚNICO CAMINO PARA ALCANZARLO